00

Tercera edición del Modelo COP Córdoba

Compartir

SOCIEDAD. Por tercer año consecutivo, 300 estudiantes de colegios secundarios de toda la Provincia se dieron cita en el Campus de la Universidad Católica de Córdoba para debatir sobre Cambio Climático y participar de una experiencia única.


“Tenemos la certeza de que no existe un planeta B. En nuestra conciencia debe estar el mundo que les dejaremos a nuestros hijos, que es el único”, dijo al tomar la palabra el delegado de la República de Corea, durante la asamblea del Consejo de Partes, mientras se debatía sobre “Pérdidas, daños y responsabilidad por efectos del clima”.

Por tercer año consecutivo, 300 alumnos de colegios secundarios de toda la provincia se encontraron en Córdoba para participar de una nueva edición del Modelo COP Córdoba, cuya organización corre por cuenta de la Agencia Córdoba Joven – a través de su programa “Líderes Ambientales”-, la Organización Argentina de Jóvenes para las Naciones Unidas (OAJNU) y la Facultad de Ciencia Política y Relaciones Internacionales de la Universidad Católica de Córdoba.

Divididos en 60 delegaciones de cinco participantes cada una, los representantes de cada país defendieron sus intereses, explicaron cuáles son las incidencias del Cambio Climático y también hicieron propuestas de soluciones en términos de políticas públicas.

Para llegar a estos 3 días, alumnos y alumnas se prepararon largos meses e investigaron junto a voluntarios y docentes en sus instituciones. Así lograron darle vida y realismo a este simulacro que busca fomentar la reflexión de las partes, el análisis de las situaciones y la búsqueda de alternativas que lleven a mejorar el mundo en el que vivimos.

“Desde que empezaron las capacitaciones nos vienen preparando y, sin embargo, cuando venís acá te encontrás con maravillas que no te esperabas. Además te podés hacer muchísimos amigos”, dijo Diego García Chialva, de Río Primero, quien vivió su segunda experiencia como Embajador del COP, junto a sus compañeros del Instituto Contardo Ferrini.

Participar del Modelo incluye saber sobre historia, geografía, cultura, religión, y flora y fauna; ahondar sobre la idiosincrasia de cada país; vestir sus ropas, hablar su idioma y reconocer su comida; defender sus intereses y alzar la voz en los debates formales e informales, según la temática votada en cada ocasión. Y también implica entender sobre política internacional, conocer cómo son los vínculos de los distintos países entre sí; y de qué manera se configura la brecha entre las potencias mundiales y los países en vías de desarrollo, en torno a la temática del Cambio Climático. “La Isla de Kiribatí es una península que está ubicada a pocos kilómetros de Australia y es el primer país que se encuentra afectado por el Cambio Climático”, explicó Diego y agregó: “Se dice que en 30 años podría desparecer. Mi rol es el de representar y defender la postura de mi país, en diálogo con los demás países que presentan características distintas”.

El Modelo tuvo lugar los días 30 y 31 de agosto, y 1 de septiembre, en el Campus de la Universidad Católica de Córdoba. Los actos de apertura y cierre, contaron con la participación de representantes de las tres entidades organizadoras del Modelo. Entre ellos se destacan los directivos de la Agencia Córdoba Joven, Matías Anconetani y Francisco Zanichelli; la decana de la Facultad de Ciencia Política y Relaciones Internacionales de la UCC, Martha Díaz de Landa; el director Ejecutivo de OAJNU Córdoba, Agustín Astrain; el secretario general del Modelo, Santiago Dezotti; y voluntarios de las distintas organizaciones.