Alberto Fernández se reunirá con Joseph Biden en la Casa Blanca a fines de julio

El encuentro entre Biden y Alberto Fernández
Alberto Fernández y Joseph Biden durante un encuentro informal en el G20 de Roma

Joseph Biden y Alberto Fernández se encontrarán en la Casa Blanca para analizar la agenda global y las relaciones bilaterales entre ambos países. La reunión se programó para fines de julio y responde a una invitación personal realizada por el presidente de los Estados Unidos a su colega argentino durante la conversación telefónica que protagonizaron hace dos horas.

“En la conversación, que tuvo lugar durante 25 minutos, el Presidente Biden formalizó una invitación para que el Presidente de la Argentina visite Washington durante la última semana de julio, tentativamente el día 25, a los efectos de profundizar la relación bilateral en una amplia agenda de temas estratégicos de cooperación, entre otros: cambio climático, cooperación financiera, energías renovables, innovación tecnológica, derechos humanos y producción agro-alimentaria”, sostiene el comunicado oficial difundido por Balcarce 50.

Hoy a la mañana, La Casa Rosada confirmó a Washington que Argentina participaría de la Cumbre de las Américas que organiza la administración demócrata en Los Ángeles. Esa ratificación fue el resultado de una larga negociación diplomática que incluyó al presidente de México, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), al líder venezolano Nicolás Maduro, al Consejo de Seguridad Nacional de Biden y al Departamento de Estado.

Cuando la comunicación oficial llegó desde Buenos Aires a la Casa Blanca, se activaron todos los mecanismos formales para lograr la conversación telefónica entre Alberto Fernández y Biden. Traducción mediante, ambos presidentes analizaron las relaciones entre ambos países y la situación de la región.

Al respecto, el comunicado oficial consensuado entre ambas administraciones señaló: “El diálogo contribuyó a destacar la potencialidad del vínculo bilateral, y a establecer una hoja de ruta que, en el marco de América Latina y el Caribe, permita desplegar oportunidades de desarrollo humano integral, sostenible e inclusivo”.

Alberto Fernández y Andrés Manuel López Obrador durante un encuentro oficial en las afueras de la Ciudad de México
Alberto Fernández y Andrés Manuel López Obrador durante un encuentro oficial en las afueras de la Ciudad de México (David Guzmán/)

Alberto Fernández y Biden aprovecharon el tiempo para analizar las consecuencias globales de la guerra de Rusia contra Ucrania, y apenas deslizaron una referencia a la Cumbre de las Américas que ocurrirá la semana próxima en Los Ángeles. El Presidente argentino cuestiona a la Casa Blanca por haber excluido del foro multilateral a Cuba, Nicaragua y Venezuela, y se aguarda allí un profundo debate acerca de los regímenes totalitarios y su impacto en América Latina.

Biden invitó a Alberto Fernández para analizar la agenda global vinculada a la seguridad alimentaria, la. energía, el cambio climático y los derechos humanos. El jefe de Estado agradeció la invitación y llegará a DC después de haber participado de la Cumbre del G7 que organiza Alemania.

El Presidente empuja una iniciativa geopolítica que ubica a la Argentina como proveedor mundial de granos y gas, y su estrategia es fortalecer esta propuesta durante su participación en el G7 y durante su reunión a solas con Biden en Washington.

Argentina tiene muchísimas reservas de gas en Vaca Muerta y dispone de suficientes alimentos para satisfacer la demanda de Europa, que ahora sufre las consecuencias económicas de la guerra que desató Rusia contra Ucrania. Pero ese potencial es una hipótesis comercial que necesita de inversiones extranjeras, una decisión empresarial que depende de la seguridad jurídica que garantice el Gobierno.

Y como el país es considerado a nivel mundial como un habitual incumplidor de sus compromisos legales, Alberto Fernández se propuso utilizar la cumbre del G7 y el cónclave con Biden para atenuar este juicio de valor apoyado en muchísimos antecedentes ocurridos durante el siglo XX y el XXI.

La reunión con Biden será en la ultima semana de julio. Y es probable que Alberto Fernández extienda su viaje a New York y Houston. Allí, el Presidente puede negociar financiamiento para sus iniciativas globales y lograr socios de peso para multiplicar la producción de gas en Vaca Muerta.