Chau puchos. Se terminan los cigarrillos y el remanente se vende a precios irracionales

Compartir

ECONOMÍA Y POLÍTICA. Hace días que los kioscos de la ciudad, al igual que en el resto del país, empezaron a tener faltantes de algunas marcas pero ahora, la situación empeoró y lo queda como remanente se vende a precios remarcados en precio, hasta en un 100%.

A medida que la cuarentena se va extendiendo, algunos sectores de la industria empiezan a sentir sus efectos con más fuerza. Uno de ellos es el de las tabacaleras, cuya actividad entró en un parate total el mismo día que Alberto Fernández decretó el aislamiento social, preventivo y obligatorio.

A fines de marzo, se suspendió la producción de cigarrillos y las empresas se vieron obligadas a manejarse únicamente con el stock disponible. A medida que pasaban los días, a los fumadores les costaba conseguir sus marcas favoritas, generando aún más ansiedad. Lo cierto es que esta semana, la situación se complicó todavía más y desde la Unión de Kiosqueros de la República Argentina (UKRA) advirtieron que para el sábado, ya no habría más cigarrillos para vender.

Néstor Palacios, presidente de UKRA explicó: “La gran mayoría de los kioscos a nivel nacional no tiene más cigarrillos. Queda un remanente en algunos locales de Capital, pero no mucho más.  Nos preocupa porque el porcentaje de rentabilidad de la venta de cigarrillos va desde un 45% hasta 70% porque los que compran un paquete también se llevan una gaseosa, un alfajor y caramelos”.

Desde las tabacaleras se habría hecho un pedido formal a las autoridades para pedir que se habilita la producción en los próximos días pero por el momento, no obtuvieron respuesta.